Jabones en forma de helado de paleta

jabones decorativos

En un día caluroso ¡cómo cae bien una paleta de frutas! Pero no te vayas a comer éstas, son jabones!

Estos jaboncitos decorativos son el recuerdo perfecto para un cumpleaños o fiesta con un tema veraniego, como por ejemplo un luau hawaiano.

O simplemente para decorar un baño de niños o para huéspedes.

Eso sí, los niños deben ser grandecitos, por lo menos de unos 8 años en adelante para que no se vayan a comer el jabón. Y aún a los 8 años se les debe aclarar que no son para comer.

Cuando yo los hice, les dejé claro a mis chiquitines que no son para comer. Les quedó claro pero ahora sólo se quieren bañar con “las paletas”. Y estoy contenta porque como usé jabón de glicerina, es muy suave para la piel.

Materiales
– jabón de glicerina en cuadros
– colorante para jabones amarillo y rojo
– fragancia de mango o naranja
– bolsitas de papel celofán
– cinta
– ollita
– estufa o microondas
– cuchillo
– paletas de madera
– molde para hacer helados de paleta
– aceite de coco
– papel aluminio

Procedimiento para hacer los jabones

1. Engrasamos el molde con aceite de coco.

2. Ahora vamos a cortar los cubos de jabón de glicerina en pedacitos pequeños (la cantidad depende del tamaño del molde). Los vamos a echar en una ollita y los vamos a derretir a fuego lento. Cuando ya casi se ha derretido todo, le echamos unas gotitas de colorante para jabones amarillo y unas gotitas de fragancia. Lo revolvemos muy suavemente para que no se hagan burbujas. El jabón no debe hervir.

3. Cuando se ha derretido, lo retiramos del fuego y lo vaciamos con mucho cuidado por partes iguales el molde de manera que se llene aproximadamente la tercera parte de cada molde.

4. Tapamos todo el molde con papel aluminio y le abrimos un orificio al centro de cada paleta. Metemos las paletas de madera por el orificio. Dejamos que el jabón se enfríe por completo.

5. Ahora ponemos a derretir más cubos de jabón de glicerina, la misma cantidad que usamos en el paso 1. Le agregamos unas gotitas de colorante amarillo y unas dos o tres gotitas de colorante rojo. Destapamos el molde y vertemos el jabón naranja en partes iguales en cada moldecito. Lo dejamos reposar hasta que se endurezca.

6. Repetimos el paso 4 pero esta vez solo le echamos colorante de color rojo. Lo dejamos que se enfríe por completo.

7. Cuando está totalmente frío, los sacamos del molde, los ponemos en bolsitas de papel celofán y les amarramos una cinta.

Tu opinión es importante para mí

comentarios